Cómo adaptarse a los cambios en el trabajo con estos consejos

admin

officee

A nivel laboral se producen cambios constantemente. Un nuevo jefe, nuevos proyectos, cambio de equipo y de compañeros, un destino en el extranjero… Cualquier cosa puede suceder y es importante saber cómo afrontar estos cambios y adaptarse. Aunque al principio puedan asustar un poco, el cambio siempre puede ser positivo. Por eso hay que saber valorarlo adecuadamente y no pensar en negativo cuando el cambio puede ser para bien.

Nuevo puesto, nuevas funciones

Puede darse el caso de que empieces en un puesto en el que no conozcas las tareas que tienes que realizar. ¡No pasa nada! Lo primero es que definas tus acciones. Puedes preguntarle a tus superiores y en caso de que no los tengas márcalas tú mismo.

Trabaja en conexión con todo tu departamento, pregunta si tienes dudas, pide ayuda cuando sea necesario y organízate con los demás. Es cierto que no hay que ser demasiado dependiente, pero tampoco es bueno trabajar aislado.

Destino en el extranjero

Actualmente es frecuente que destinen durante una temporada a los trabajadores al extranjero. Aprovecha esta situación y aprende todo lo que puedas. Nuevas culturas, formas de trabajo, compañeros… Lo más importante en este caso es adaptarse e integrarse. Identifica cuáles son aquellos aspectos culturales que pueden causar problemas y evítalos. En ocasiones vamos con prejuicios e ideas y luego nos sorprendemos. office

Compañeros nuevos

La comunicación es clave en esta situación. Cuando llegas a un sitio nuevo debes integrarte con tu equipo, conocer el knowhow, su forma de trabajar, qué hablar y con quién, etc.

Preséntate en cuanto llegues a tus compañeros y habla con ellos para saber qué pueden necesitar de ti y cómo puedes ayudarles. Es importante que estos confíen en ti y que estén cómodos contigo para que el trabajo sea fluido. Por otro lado, no tengas miedo de preguntar. No pasa nada por preguntar las cosas y de hecho siempre es mejor que presuponerlas y equivocarse.

Jefe nuevo

Vacía tu cabeza de todos los rumores, comentarios e informaciones que te hayan podido llegar de tu nuevo jefe. Será tu jefe quieras o no quiera s, por tanto es mejor empezar de cero y tomarse el tiempo necesario para conocerle. Un jefe nuevo puede ser algo realmente positivo. Preocúpate por establecer una relación sana y respetuosa para que el trabajo vaya lo mejor posible. Ten una reunión con él y pregúntale qué va a necesitar de ti, cómo puedes aportar valor, qué proyectos tiene en mente y qué lugar ocupas en ellos, etc.

Con todos estos consejos ya verás como afrontarás cada cambio mucho más animado y más tranquilo.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar información estadística sobre su navegación y así poder mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, pudiendo deshabilitar esta opción desde su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies